El piloto mexicano Benito Guerra Jr. confirmó su calidad como rallista de talla internacional al lograr la hazaña de convertirse en el primer mexicano en toda la historia en obtener el cetro del Campeonato del Mundo de Rallies en su categoría de Producción (PWRC) y en el segundo en obtener un título de Campeonato del Mundo en un certamen avalado por la Federación Internacional de Automovilismo (el primero fue Pedro Rodríguez en 1970 y 1971 cuando se coronó en el Campeonato Mundial de Resistencia con el equipo Porsche) una vez que terminó el Rally RACC de España en el primer sitio de su división y en el dieciocho de la clasificación general. Para lograr tal mérito, el mexiquense y su copiloto español Borja Rozada recorrieron los 1 391.730 kilómetros de que constó la carrera en territorio de Catalunya en un tiempo total de 4:47'54.5" mientras que la pareja formada por el argentino Marcos Ligato y su copiloto Rubén García concluyeron en el segundo lugar con un registro de 4:53'30.8", es decir, 5'36.3" por detrás de los punteros. El indonesio Subhan Aksa y su navegante Bill Hayes concluyeron las acciones en terceros con un registro de 4:57'10.2".

Con estos resultados, la tabla de puntuación anual del PWRC arrojó a los representantes de la Escudería Mitsubishi, Sport City, Telmex, Mopar, Voit, Interproteccion, Edox, Oakley a una suma de 109 unidades para, con ello, quedarse con el sitio de honor de manera definitiva en tanto que Marcos Ligato se quedó en el segundo casillero con 88 puntos. Valery Gorban fue quien terminó en el tercero con 85.Michal Kosciuszko ocupó el cuarto con 81 y Subhan Aksa se adueñó de la quinta posición anual con 77.

Para lograr dicha hazaña, Benito Guerra Jr. y Borja Rozada recorrieron las dieciocho etapas de que constó el Rally de España de una manera sumamente inteligente al plantear el total de la competencia en tres etapas: en la primera de ellas, durante el viernes, sólo se avocaron a reconocer las condiciones reales en que se encontraba el Mitsubishi Lancer EVO X con el cual se encontraban compitiendo y por ello terminaron la jornada en la cuarta posición con un retraso mayor a un minuto con respecto al líder. Para el sábado, la decisión de la pareja mexico-española fue la de arriesgar el todo por el todo con el fin de atacar a sus rivales para presionarlos al máximo. Afortunadamente, todo salió de acuerdo a lo planeado y no sólo restaron el minuto que les sacaba de ventaja el puntero sino que, además, se adueñaron de manera definitiva de la primera posición al imponer una increíble ventaja de casi seis minutos por sobre los ocupantes del segundo sitio. Finalmente, con una muy cómoda delantera, relajaron el instinto de ataque y sólo se avocaron a cuidar el auto para concluir la prueba.

"Me gana la emoción el saber lo que logramos. Son pocas las palabras que puedo expresar en estos momentos… Es un verdadero placer el saberse Campeón del Mundo en representación de tu país, de tu familia, de tus patrocinadores, de tus amigos y de todos los aficionados al deporte. En verdad que no saben el gusto que tengo por haber logrado el más representativo de todos mis sueños y por darle una satisfacción a todas las personas que han creído en mí a lo largo de mi carrera. Tengo que asimilar lo que pasó este fin de semana pues aún no me cae el veinte. Me costó casi ocho años de mi vida el lograr este triunfo.

"Fue difícil el trabajo que hicimos a lo largo del año. Muchas horas de gimnasio, de taller y de escritorio hay detrás de este campeonato. Sin el esfuerzo de todos aquellos que trabajan a mí alrededor de manera directa y dentro del equipo Ralliart Italia no hubiéramos logrado el llegar hasta aquí. Superamos muchos obstáculos, sobretodo el de la falta de presupuesto que en un momento pensamos nos alejaría del campeonato.

"Lo logramos. Muestra clara de que con trabajo, dedicación y esfuerzo se puede lograr lo imposible. Hoy escribimos el nombre de México en la historia del deporte y espero que muy pronto otros rallistas de nuestro país lo puedan lograr. En verdad que se puede. Únicamente hay que desearlo con todas las ganas e ir más allá de los límites que el propio cuerpo y la mente te imponen.

"No me queda más que agradecer a todos mis fans por el gran apoyo que me han dado a lo largo de toda mi carrera. A mis patrocinadores un doble agradecimiento pues han arriesgado parte de su patrimonio para impulsarme. Creo que los logros poco a poco se han dado y aún queda mucho por conquistar. Por lo pronto, permítanme gritarles a los 'cuatro vientos' que somos los mejores del mundo. Es un orgullo el poder ondear la bandera tricolor ante lo más selecto del rallismo interncional… ¡Gracias a todos por su apoyo!... ¡Viva México!", finalizó Benito Guerra Jr..

En resumen, Benito Guerra Jr., Borja Rozada y la Escudería Mitsubishi, Sport City, Telmex, Mopar, Voit, Interproteccion, Edox, Oakley terminaron la temporada 2012 del Campeonato Mundial de Rallies en su categoría de Producción en el primer lugar gracias a que lograron un año con cuatro podios: tres de primer lugar (México, Argentina y España) y uno de segundo (Alemania). En los dos rallies restantes obtuvieron un cuarto sitio (Grecia) y un noveno (Italia). El total de puntos que sumaron en lo seis rallies que hicieron oficiales fue de 109 para terminar con una ventaja de 21 por sobre sus más cercanos perseguidores: Marcos Ligato y su copiloto Rubén García.